John Axelrod








The Real Orquesta Sinfónica de Sevilla or ROSS is a world class orchestra in one of the greatest cities of the world. My first experience conducting this group of dedicated and passionate musicians was a revelation. That we played Strauss' Zarathustra helped take us to stratospheric artistic heights. The impression was indelible and the relationship between us became permanent. My other times with the orchestra were equally exceptional. Maybe that is why, in 2014, the orchestra made the decision to invite me as a candidate to become their next music director, and, thanks to their perseverance and patience during a difficult political process, I became elected as Artistic and Music Director.

 

I am deeply honored to be chosen to contribute to their future. I am humbled by the trust and confidence of our excellent musicians, and I am inspired to work with the Director General Remedios Navarro and her team. I also believe in increasing the collaborative relationship between ROSS and the Teatro de la Maestranza. Other collaborations will include educational projects with local youth orchestras, conservatories and foundations and the Barenboim/Said Foundation.

 

My message as Artistic and Musical Director is simple: To make music as we know we can. To have the courage to present the canon of music and its contemporary voice is a noble cause. I am proud to witness a new era for the ROSS to make this independent musical statement of its artistic profile. The 2015-16 Season will express this ambition with the theme: the Sounds of the Mediterranean.

 

From the shores of Andalusia to the gulf of Antalya, the sounds of the Mediterranean have penetrated our human musical experience. Composers, both from countries around the sea and those from elsewhere who fell under its spell, have musically expressed that ineffable, yet indelible quality of what the Mediterranean means to us all.

 

Our new season, the Sounds of the Mediterranean, is a celebration of this sea, of many composers and their musical vision.

 


Presentando a la orquesta

 

La Orquesta Sinfónica de Sevilla fue creada el año 1990 por decisión de la Junta de Andalucía y del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, entidades participadas al 50% y cuyo órgano de gestión de la sociedad ORQUESTA DE SEVILLA, S.A. es un Consejo de Administración integrado por representantes de ambas instituciones y la Gerencia de la Orquesta. Su primer Director Artístico y Titular fue el croata Vjekoslav Šutej, tristemente fallecido en diciembre de 2009, auténtico diseñador de la Orquesta, que permaneció al frente de la misma hasta 1996. En ese período de arranque, con toda la fuerza y la energía que le caracterizaban, el maestro Šutej dirige la selección artística de los instrumentistas que compondrían la futura Orquesta Sinfónica de Sevilla en unas pruebas que se celebraron en Sevilla en agosto de 1990 y de las que resulta una formación de 103 profesores de gran juventud que aúnan unas 19 nacionalidades diferentes y que hoy se mantiene en 95 profesores y un numero mayor de nacionalizados españoles.

 

Tras la marcha de Vjekoslav Šutej en el año 1996 han sido sus directores artísticos y titulares Klaus Weise (1997 a 2000) y Alain Lombard (2001 a 2003), y Pedro Halffter (2004-2014).

 

Por aquellas fechas de los inicios de la Orquesta, el Teatro de la Maestranza, actual sede la ROSS, era un proyecto en construcción por lo que hubo que buscar y acondicionar un lugar apropiado, la Sala Apolo, testigo de los primeros acordes de la agrupación sevillana en su primera jornada de trabajo, el 2 de enero de 1991 y que fue su sede hasta 1992 y su sala de ensayo hasta 2007, año en que se traslada definitivamente al Teatro de la Maestranza.

 

Hizo su presentación al público el 10 de enero de 1991, iniciando un camino progresivo que la ha llevado a convertirse en referente obligado y en un indiscutible bien cultural tanto en la ciudad de Sevilla como en Andalucía, habiendo conseguido asimismo un destacado lugar en el panorama sinfónico nacional e internacional. En 1995 S. M. El Rey Juan Carlos I le concedió el título de Real tras su participación en la ceremonia del enlace de S. A. R. la Infanta Doña Elena con el Excmo. Sr. Don Jaime de Marichalar, Duque de Lugo, que tuvo lugar el 18 de marzo de ese mismo año en la S.I. Catedral de Sevilla. Desde la creación de la Sinfónica de Sevilla la vida musical de la ciudad se ha visto enriquecida muy notablemente. Entre otras actividades de la Orquesta cabe destacar el crecimiento del número de los conciertos sinfónicos, ya sea para el público en general o para la población escolar. También sus colaboraciones en las producciones líricas del Maestranza, posibilitando que nuestro Teatro musical cuente con una Orquesta de primera calidad en el foso, sin necesidad de recurrir a formaciones sinfónicas de fuera de nuestra ciudad, son sólo algunas de las manifestaciones de su aportación a esta transformación. Pero tal vez, con su importancia, no sean estas actividades de cara al público su principal aportación al enriquecimiento cultural de la ciudad, sino el efecto multiplicador que su presencia entre nosotros a lo largo de estos 20 años de existencia viene significando. La calidad de sus componentes, la creación por estos de numerosos grupos de cámara, la labor docente de muchos de ellos; la existencia de una Asociación de Amigos de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla que, ya sea como organizadores de ciclos de música de cámara y de charlas pre conciertos o en su ayuda en la formación de jóvenes músicos sevillanos con la dotación de becas de estudio, entre otras actividades, son ejemplos de la influencia de la Sinfónica en la ciudad.

 

Hoy todo esto es una realidad, gracias a la colaboración de todos su integrantes, de las instituciones que la respaldan, el equipo humano que la gestiona y muy especialmente el público fiel que la sigue desde entonces.

 

Una orquesta distinta

La gran ductilidad de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla le permite afrontar una variada actividad llevando a cabo, por un lado, conciertos sinfónicos que atienden tanto el repertorio tradicional como el actual, con estrenos de obras, siendo algunas de ellas encargos de la propia Orquesta. Presta también atención a repertorios menos usuales como la música de cine y la música popular. Asimismo cuenta entre sus actuaciones con participación en un gran número de producciones de ópera, de zarzuela, y de ballet, tanto clásico como español y contemporáneo.

 

Organiza y colabora en ciclos de música de cámara contando para ello desde 1998 con la Orquesta de Cámara de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y con múltiples grupos de diversa formación integrados por profesores de la propia Orquesta; participa en actos institucionales además de realizar giras nacionales e internacionales y grabaciones discográficas o para radio y televisión. Programa asimismo desde su creación conciertos de carácter didáctico dirigidos a lo largo de estos 20 años a más de 30.000 escolares, niños, jóvenes y familias, ofreciendo títulos como Pedro y el lobo de Prokofiev, Cascanueces de Tchaikovski, Peer Gynt de Grieg, Guillermo Tell de Rossini, Guía de orquesta para jóvenes de Britten, La Quinta de Beethoven, Los cuentos de mi madre la Oca con músicas de Ravel, Recordando a Mozart, proyectos pedagógicos llevados a cabo por profesores de la ROSS con varios centros escolares como Adopta a un músico, así como fragmentos de obras de Offenbach, Wagner, Bizet, Albeniz, Turina, Falla, Chueca, Lope… cuidadosamente seleccionadas para ellos con un amplio grupo de colaboradores, musicólogos y pedagogos como Fernando Palacios, Eulen Spiegel, Araceli González Campa, Fernando Argenta, Ana Hernández-Sanchiz y Belén Otxotorena, entre otros, siempre bajo al dirección del director de orquesta Juan Luis Pérez, gran colaborador de la Orquesta desde sus comienzos.

 

Relevantes personalidades del mundo musical atribuyen a esta variedad de actividades el secreto de su calidad: el alto nivel de sus interpretaciones sinfónicas la convierte en una Orquesta de foso de un nivel inusual, al tiempo que la práctica en las producciones líricas la hace comportarse en el repertorio sinfónico con una enorme capacidad de concentración y de inmediata reacción a las indicaciones de los directores. Esta característica, unida a la alta disciplina artística de la que hace gala y a sus permanentes deseos de superación, ha servido para que algunas de las grandes batutas se hayan ido incorporando a la nómina de colaboradores de la Orquesta y muestren su agrado volviendo a trabajar con ella en sucesivas temporadas.Por estos motivos, a pesar de su juventud, a lo largo de sus 20 años de existencia ha contado con la participación de los más destacados directores, solistas, cantantes y coros del panorama nacional e internacional.


HOME | BIOGRAPHY | PRESS | CALENDAR | DISCOGRAPHY | VIDEOS | PHOTOS | NEWSLETTER | PROJECTS | ROSS | CONTACT

© 2010-2013 John Axelrod. All rights reserved.